FELIZ NAVIDAD 2015

miércoles, 28 de mayo de 2014

CARTA A NADIE

Sugerencia. Música de fondo para leer el post:





CARTA A NADIE



Buenos días:



Me dirijo a usted, sí, a usted, que como yo, somos nadie para que no se sienta solo, pues el motivo de esta carta es acompañarle. Podrá parecer algo dramático o quizás que sean las palabras de alguien en un estado depresivo. Sin embargo, aunque me siento a veces poeta, otras, me gusta ser realista y, aunque preferiría soñar despierto, últimamente, solo puedo hacerlo cuando duermo y no siempre.


Usted, como yo, somos gente de la que se denomina normal. Sobre quienes recae la responsabilidad de sacar a una familia adelante. No se tiene derechos importantes, pero sí toda clase de obligaciones, sobre todo, fiscales. Si su hijo va mal en el colegio, nunca será culpa del sistema, es responsabilidad de los padres, que no dedican bastante tiempo a la enseñanza. Que no suelen asistir a las reuniones del centro, siempre hechas en horas laborales, pues en las que usted puede (las extralaborales) los maestros están en sus hogares.


Como le he dicho, la gente normal, la que es como usted y yo, es nadie, le pongo otro ejemplo: Si tiene la desgracia de haberse quedado sin empleo —cosa extraña en una sociedad global que permite que en ciertos países se explote a los críos, niños, y luego se compran sus productos, al ser más baratos que los que se manufacturan aquí, hechos por nuestros brazos—, si no encuentra trabajo, como no es minusválido, no es mujer maltratada, no es madre soltera, ni un drogadicto, ni tampoco un expresidiario no hay ayuda oficial para encontrarle empleo. Prefieren hacer trabajar a estos colectivos que bastante tienen con sacar su vida adelante, a los que deberían pagarles por ello.


Naturalmente, es igual ante la ley que los demás, eso dice la constitución pero no los reglamentos que reglan y ordenan que aquello que otros roban lo pague la masa de don nadie que siempre calla, se les haga lo que se les haga. Que usted tenga dificultades para sacar a la familia adelante no le exime de pagar y pagar hasta no poder más.


Usted que es nadie, no es parte de ningún colectivo electoral interesante. Es esa masa aforma que se retuerce y calla. Sí esa que no dice nada. Con cuatro partidos de futbol y tres pelis malas se creen que nos tienen en la saca. A usted, sí, a usted escribo esta carta pues me hace sentir que no estoy solo. Si cuando la lea me acompaña se lo agradezco, si por el contrario no lo hace, gracias, igualmente por llegar hasta aquí. 


Solamente me queda despedirme con estas palabras: Me siento orgulloso de ser parte de nadie, pues en realidad son los que llevan la carga, mis héroes que nunca dicen nada.


AZULPLATA