FELIZ NAVIDAD 2015

jueves, 10 de julio de 2014

TÚ... MI ABRIGO, REFUGIO Y COBIJO




Amar con paz y sinceridad es caminar por la vida con un abrigo que permanece sobre nosotros ayudándonos a caminar, protegiéndonos de la frialdad de la intemperie que impera en esta, a veces, despiadada sociedad. Amar de forma tranquila pero con intensidad es tener siempre un refugio donde poder estar, donde poder meditar. Amar es el cobijo que tiene el alma cuando necesita repostar. Por ello os dedico estas letras llenas de sentimiento, llenas de paz para quienes sean capaces de amar sin maldad, porque amar es darse en paz, sentir y gozar.




TÚ… MI ABRIGO,

REFUGIO Y COBIJO




Cuando en soledad quedo,
un latido, un suspiro,
una ráfaga de viento
que agita mi sentimiento
llenan mi vida de sentido,
logrando parar el tiempo.


Eres el presente eterno
que consume mis adentros,
ese que nunca acaba de ser,
pero que siempre ha sido, y fue.


Instante permanente
que nunca se repite
porque jamás vuelve,
ese que no se detiene,
que siempre viene,
y, también es el siguiente.


Los dos nos vamos a envolver
en la paz de este sincero amor,
siendo tú, de mi soledad, su color,
siendo yo, de la tuya, su calor.


Quiero sentirte
solo a ti, mujer,
lo demás nunca saber.
Quiero vivirte
En las penas y el placer.
Quiero amarte
con ansias y desenfreno
hasta casi enloquecer.


Háblame solo con la mirada,
no necesitas ninguna palabra,
eres el verso que nunca he escrito,
ese que jamás se lee ni se olvida
por ser la esencia de mi vida,
esa que en silencio tanto necesito.


Quiero ser en tu piel mil sensaciones,
en tu cuerpo la caricia deseada,
el fuego ardiente que nunca se apaga,
ilusiones que siempre se alcanzan,
ser el suspiro de tu alma en la mía,
y en tu esencia, la mano que no tiembla.


Solo tú eres:
Mi Abrigo, Refugio y Cobijo.

AZULPLATA