FELIZ NAVIDAD 2015

lunes, 16 de julio de 2012

Te Deseo







Te Deseo


No lo escondo ni lo pretendo,
te amo, te necesito y te deseo,
es puro ardor latente y quieto,
grito que desgarra mis adentros
que calcina y quema en silencio.


Necesidad que tengo de tu cuerpo,
como del mío la tienen tus huecos,
ser por siempre uno, siendo los dos,
no es final, es el camino de verdad,
del espacio y del tiempo sin edad.


Te deseo, sí, te deseo como mujer,
con toda mi alma y toda mi fuerza,
te deseo como hombre que se es,
con mi sangre llena de tu esencia,
con mi cuerpo puesto a tus pies,
con mi hombría pidiendo clemencia,
ante tus armas de fuego y de mujer.


Puedo concebir el deseo sin amor,
es instinto de fuerza y posesión,
de calmar la fuerte sed de la pasión
que despierta la belleza pasajera,
que concluye en orgasmos sin voz,
que se apaga cual llama de una vela,
con un simple soplo de aire sin olor,
animales todos somos, hasta tú y yo.


No, sin embargo, no puedo asumir,
que se pueda amar, querer y sentir
desde dentro, por entero, por completo
sin la fuerza que de la vida es el deseo,
voz que nace y estalla en el sentimiento,
que reclama acoplarse a su molde perfecto,
voz que no calla siendo eterno su tormento,
ansías de mi alma por llevarte a mi universo.


Es brasa que calienta, sin pausas ni partes,
que no se apaga con un simple soplo de aire,
más su fuego lo aviva y con mas fuerza arde,
es el deseo que solo del verdadero amor nace.


Te deseo, sí te deseo como hombre a mujer,
por ser mi mar, mi tierra y el azul de mi cielo,
te llevo y llevaré en la profundidad de mi piel
con tanta fuerza que me robe hasta el aliento,
como todo amor que se fragua a fuego lento.


Te deseo…
 por esto, por eso y por aquello,
por lo que despiertas cuando te pienso,
te deseo…aquí y allá, en medio…
de la nada y del infinito universo,
deseo…tu mirada y tu sonrisa,
tus líneas bien precisas,
el contorno de tus labios y tu boca
que se inquieta sí a la mía toca,
deseo…tus besos y caricias,
sabores que excitan y dan vida.


Deseo…
tus manos, brazos y tus piernas,
camino que asciendo a tientas,
buscando tu valle de terciopelo,
refugio, lugar de encuentro eterno,
donde acogen los labios de tu sexo,
con beso hondo y sincero mi miembro,
muriendo los dos en una sola voz,
naciendo entre suspiros y gemidos,
borbotones de placeres prohibidos,
que son luz, color y sabor de la pasión,
ésa que sólo da el verdadero amor,
ése que en verdad es obra del creador,
que es del alma de la vida, su esplendor,
siendo del corazón el motivo, su razón.



AZULPLATA