FELIZ NAVIDAD 2015

sábado, 5 de enero de 2013

AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR Y A LOS NIÑOS LO QUE ELLOS SON… AMOR.






AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR

Y

A LOS NIÑOS LO QUE ELLOS SON…

AMOR.



   ¡Mañana! Todos los días debieran de ser mañana pero ya puestos menos es nada. En efecto mañana es el día de Reyes, día por antonomasia de los niños, es un día muy especial en el corazón de los adultos pues los lleva a su propia infancia, a aquellos instantes mágicos que ahora viven con sus hijos, nietos y demás niños del mundo.

   Sí, mañana es un día muy especial, pero no solamente por los regalos y juguetes que de esos, los reyes magos nos proveen, mañana deseo y quiero que al igual que al Cesar se le da lo que es del Cesar, a los niños se les de lo que de ellos es…sencillamente AMOR, eso es lo que son, todos y cada uno, sin excepción.

    Sí amig@s mi@s tal vez parezca poco lo que pido para ellos, pero no puedo concebir que a los niñ@s se los maltrate, física y sicológicamente. No me cabe en la cabeza que se pueda tolerar y asumir que existan niñ@s que se abandonan en las calles y lo que es mucho peor que exista una sociedad que llamamos civilizada que lo da por hecho, lo asume y lo considera como parte o consecuencia de su realidad. 

   ¡No, no me valen lamentos ni buenas o bonitas palabras! 

   No bastan únicamente las buenas y honestas intenciones con ello solamente no se come, no se arregla nada. Hay que hacer y no esperar a que hagan, partiendo de nosotros mismos se comenzara el proceso en cadena, sin embargo si nadie comienza todo seguirá igual, seamos el detonante.

    Lo siento, no puedo asumir que existan gobernantes que den por asumido e inevitable el abandono y maltrato de  niños, lo siento, pero si los hijos de dichos gobernantes no están abandonados en las calles, entonces se puede conseguir que ninguno lo esté, si estos (Gobernantes) son capaces de mantener cientos de miles de adultos, véanse los miles de burocráticos asesores, con nombramientos e influencias nominales y amigables, servicios, cargos y mandos militares inimaginables, gentes que viven del erario público sin producir beneficio tangible al país, entonces también son capaces de a todos los niños hacerlos sonreír si esto último son incapaces de lograrlo, entonces, sencillamente que se dediquen a otra cosa y no exijan que se dé al Cesar lo que es del Cesar cuando ellos mismos no dan a tod@s los niños e hijos de su país, de su nación, lo que ellos son…AMOR.

   Para poder exigir, antes, mucho antes hay que saber cumplir.

   Es mi deseo, y no es un sueño ni una utopía: “Que mañana ni un solo niño se quede sin una sonrisa, ni un cálido abrazo que lo arrope ni por supuesto un sencillo juguete que llene de luz y alegría esa alma de niño que tod@s llevamos y sentimos dentro”.


¡FELIZ DÍA DE REYES!


AZULPLATA