FELIZ NAVIDAD 2015

domingo, 21 de junio de 2015

MÍ...







MI…




MI sueño…
 dormido o despierto,
 continuo, bello y eterno
del que salir no quiero.

MI calma…
la que mi alma necesita,
esa que solo me da tu mirada,
 cuando me abraza tu sonrisa.

MI horizonte…
 donde se une el cielo con el mar,
como si fuera tu cuerpo con el mío,
creando un universo sincero y limpio.

MI luz…
que a mis silencios ilumina,
y a las tinieblas de mis noches,
 sin miramientos disipa y elimina.

MI brisa…
que lenta por mi esencia se desliza,
que a mi piel eriza y suaviza,
siendo cálida y confortable caricia
que el placer, tu presencia, eterniza.

MI sol…
Estallido, resplandor de luz, calor y color
que bronceas la piel de mi ser y de mis ansias
con el fulgor de tu amor, pasión y esperanza.

MI universo…
espacio sin medida ni tiempo
donde en paz, a solas te siento,
y en su eternidad, en su profunda nada,
yo, como un dios, tú, como una diosa
me creas, te creo, me tienes y te tengo.

MI cielo…
que en el más allá es paraíso lejano y eterno,
siendo en el más acá donde nos pertenecemos,
en los besos, en las manos y en tu cuerpo.

MI dulzura…
por ser remanso apacible de cariño
donde me haces sentir como un niño.

MI ternura…
que me conforta y me atrapa,
que me envuelve y me cuida,
curando de mi corazón sus heridas.

MI mar…
por donde navego en total libertad
rumbo al océano de tus ansias y deseos,
buceando en el abismo de tus desvelos más íntimos.

MI agua…
que calma con placer la ardiente y reseca sed
que sacia a rebosar, las carencias de mi alma,
 necesario refrigerio por el que mi cuerpo clama.

Mi sal…
que conserva el alimento que Dios me da,
la fuerza, pasión y el amor que por ti siento
nutre a mi corazón, siendo su verdadero maná.

MI sed y MI hambre…
 eres y serás por siempre, mujer
inconmensurable necesidad vital
pues no solo de pan y vino vive el hombre.

MI sentimiento…
que llena ese vacío que no es mío
que llevo dentro,
que forma parte de mi ser
y sin él, no existo.

MI fe…
pues solo creo en ti y en mí,
 en el amor que nos une a los dos,
en su garra, en su fuerza y su fusión.

MI fantasía…
esa que me alegra cada día,
que me siempre me acompaña,
que me colma y me sacia en sueños
donde espero tus caricias y tus besos.

MI sencilla felicidad…
que poco a poco se posa en mi corazón
como gotitas de rocío que besan una flor.

MI deseo…
permanente, constante, penetrante
que no logro aplacar ni saciar
ni al vivirte, tomarte y amarte.

MI fuego…
abrasador, ardiente y fundente,
que purifica mis ansias de amar,
en el destello del crisol a rebosar
de intensas pasiones incandescentes.

MI reino…
infinita extensión por la que vago
como rey y soberano, como señor y amo,
así recorro tu cuerpo, delineándolo a mano.


Todo eso y, bastante más eres,
has sido y por siempre serás,
pues solo tú formas mi totalidad.


AZULPLATA