FELIZ NAVIDAD 2015

domingo, 27 de mayo de 2012

DESEOS, MÁS ALLÁ DE LA PIEL



Para eswcuchar con música,
haz clicvk aqui


DESEOS, MÁS ALLÁ DE LA PIEL





Son deseos de saber,
de vivir y de sentir
tus destellos en mi piel,
en mis sueños y mis vientos
siendo sólo tú en ellos,
su único complemento,
perdiendo en tu mirar,
mi sangre y mi aliento.



Deseo constante e incandescente,
vibración que enloquece mi esencia,
donde el brillo de un rayo de luna,
vela tus sueños eterna y dulcemente,
quiero ser el refugio confortable de tu cuna,
donde sacies tu sed de mujer y tu hambre
haciéndome tuyo en cuerpo y alma
como ya lo es hasta la sonrisa del alba,
siendo yo en ti y tu en mi, nuestra cura
la única capaz de calmar esta lenta tortura.



Te deseo…más allá de mi piel
más allá de la línea que a la tierra y al cielo une,
más allá del latido de pasión que nos funde,
del grito desgarrador y del silencio que nos nutre,
te deseo, más allá de mi sangre y mis adentros,
no pudiéndo remediar esta fuerza que a ti me lleva,
pura incandescencia que a mis instintos libera.



Te deseo más allá de la piel que envuelve mi ser
en tus ojos sólo está, la luz que mi alma produce,
siendo tu mirada su espejo donde la misma se hace eco,
muero por saberte a mí fundida, por un beso y mil caricias,
resucitaría de entre los muertos solamente por hacerte mía,
porque me sientas en tus entrañas como yo lo hago cada día,
donde te llevo sin tenerte, aunque siempre estás latente,
dentro de mi esencia permaneces como dueña de ella que eres.



Es lo que callas... que mi alma reclama,
lo que tu mirada me dice y tu boca no habla,
acerca tus labios siéntalos en los míos,
acomódalos en un beso que sea nuestro nido,
necesito de tus manos sus caricias,
de tu cuerpo el calor y sabor de sus líneas
mujer de fuego ardiente y pasión incandescente,
te llevo tatuada en mis deseos inconfesables,
en mis ansias cual deslumbrante llamarada,
que eternamente en el fondo de mi alma arde.



Te deseo…más allá de mi piel,
sintiéndote en el suspiro de mis ojos,
te encuentro en el anhelo del desespero
continuo y eterno cuando no te tengo
te deseo mujer como a la luz mis ojos,
si tú no estás ni siento, ni existo, ni veo.



Me ahogo en el aroma del silencio...
que en la noche cubre nuestros cuerpos,
vagando, siendo vagabundo del deseo tuyo,
a merced del roce y del fuego de tu piel,
pasión que reduce al universo en mi puño



Sensaciones y caricias nunca escritas...
son los versos del poema que en mi alma palpita,
en la suave profundidad de la oscura noche,
en el suspiro encendido de tus ojos y los míos,
florecen las delicias tan solo al alcance de los dioses,
siendo tú, siendo yo, un Olimpo de oasis prohibido.



Soy ese hombre que vive porque te desea y te ama,
que se entrega sin piedad a la fuerza de tus armas,
caballero que no toma, que no asalta, ni arrebata,
amarrado al suspiro del deseo, se desliza por tu vientre,
son tus armas de mujer que se abren, no defienden,
entre gozos y gemidos, entre voces y suspiros,
dos almas y una piel, dos cuerpos y un placer
que en su unión hasta al Olimpo han vencido.

 

AZULPLATA