FELIZ NAVIDAD 2015

viernes, 14 de enero de 2011

AMOR QUE DUELE

Hay un tipo de Amor que duele, es más hay personas que dicen que el Amor ya de por si duele. Este fue un tema en unas tertulias con la Poeta (me niego a llamar Poetisa pues si el sentimiento no tiene sexo y todos sentimos, los que lo escriben se llaman poetas, pues poetas son para mi todos sean hombres o mujeres) de Puerto Rico Carmen Flores de donde a solicitud de ella surgió este Dueto que espero sea de vuestro agrado, con visiones diferentes cada cual la suya, evidentemente jajaja. (Ver Dueto abajo)


AMOR QUE DUELE


Me duele tu amor, porque me dejaste un vacío,
cavidad que va pudriendo poco a poco
pues el llanto y la desesperanza
corroe y destruye mi alma,
sabiendo de ese amor loco
que te distrae y calma tus ansias.

Esta inmensidad que nos separa,
estos senderos ya vueltos a caminar
buscando tus pisadas,
repasando tus andanzas...
Nada encuentro que me diga que volverás,
este dolor, mi amor, me matará
de angustia, de ansiedad, de nostalgia.

Las piedras lloran conmigo,
porque te sintieron caminar lento,
hacia un nido olores y tibio,
donde mi piel tendida en un lecho,
esperaba por la tuya candente y listo,
para culminar momentos
donde los placeres se vuelven ritos.

Me duele interno
me dueles tú, tenerte tan asido a mí,
imaginariamente me das besos
me das en sueños todo de ti
pero en la realidad me pierdo
entre las brumas de tu mar sin fin,
buscando un amor que en ti...ya está muerto.

Carmen Flores
Dic - 2010


Es ego y dolor lo que dentro sientes,
Tú, reina majestuosa de mis noches
que te adueñabas hasta del espacio
que se producía entre latido y latido
de este corazón mío que es tu cautivo.


Miras fuera, lloras dentro y no sientes,
más que un amargo dolor, sin motivo
tan solo porque mi cuerpo no tienes
mira dentro, respira y siénteme, vivo,
desconfías mujer hasta que nada tienes
más que soledad con la que si te entiendes.

No poseo, ni elijo, ni pretendo
Tan solo, amo, siento y entrego,
Amo con el alma en carne viva,
Siento con la fuerza desmedida
que son tus sentidos en los míos,
entrego la vida misma, en un beso,
en una caricia bañada en azahar,
dulce fragancia y por ti deseada
y en la mirada dándote, todo mi mar.

Buscas entre brumas un amor
que dices que en mi está muerto
lo aseguras, afirmas y hasta sellas
es tu pasión de mujer que decrece
basada en la atracción y cosas bellas
la verdadera pasión no nace del deseo
sino del verdadero y profundo amor,
este que llevo dentro y por ti yo siento.

Que entrega el cuerpo sin medida ni reserva,
después de tomar y alcanzar dulcemente el alma
la pasión, el deseo, no es la senda, ni el camino
ni tampoco es la meta, ni el destino del amor
solo en el alma se crea la pasión verdadera
esa que es dulce flor enraizada en la maceta del amor
que perdura aun en el frio desolador de la soledad
del paso del tiempo, de la distancia, de la edad
mira dentro mujer tan solo por una vez…
deja de pedir, de exigir y pregúntate antes
si en verdad quieres amar o solo que te amen.

AZULPLATA